SI o NO son dos respuestas que no contiene este artículo, que pretende ser respetuoso con la complejidad histórica que traslada la pregunta titular y por supuesto, con la inteligencia de sus lectores. No obstante, reconozco no encontrarme equidistante de ambos extremos pues en la vida siempre hay que tomar partido y este jugarlo en público. ¿Dónde estoy yo…?.

Siendo mi especialidad profesional más la persona que la sociedad, es decir lo micro que lo macro, he llegado a comprobar que ambos sujetos de análisis en muchas ocasiones se comportan análogamente. En el caso que nos ocupa así es pues, en cuestión de Ideas, tanto lo individual como lo colectivo se encuentran con la misma dificultad: “Pasar de la teoría a la práctica” o lo que es lo mismo, pasar de la gratuidad de los deseos al coste de las actuaciones.

La historia de la humanidad se escribe en su mayoría a partir de lo finalmente acontecido y esto es fruto de una cadena procedimental que indudablemente se inicia en las Ideas. Pero no todas las Ideas llegan a cristalizarse en hechos, pues aun siendo muchas las que atesoran valor es determinante el cómo se instrumenten para que tengan oportunidad de finalizar en concretas realidades.

Hace un tiempo asistí a un evento TEDx Valencia que, aunque el sufijo “x” denote su independencia organizativa respecto del neoyorkino evento anfitrión de Chris Anderson, es evidente que comparte el espíritu que a todos ellos caracteriza y que recoge su lema oficial… “Ideas dignas de difundir” o el más oficioso… “Ideas para cambiar el mundo”. Por tanto, es indudable que son las Ideas las protagonistas absolutas de estos afamados congresos de conferencias exprés de no más de 18 minutos de duración cada una, cuya posterior difusión en Internet constituye ya todo un reconocido éxito de masas.

Podríamos decir sin temor al equívoco que, hoy por hoy, la plataforma TED se configura como el representante que a nivel mundial mejor dinamiza organizada y sensatamente la generación popular de nuevas Ideas de desarrollo humano progresista, igualitario y sostenible. Sin duda hay otras iniciativas con similares propósitos, pero el liderazgo de esta le hace merecedora de una atención singular.

Mientras asistía, una tras otra, a las charlas del TEDx valenciano un sentimiento de contradicción me inquietaba. Si por un lado recibía como muy interesantes la mayoría de las Ideas allí propuestas, simultáneamente y por otro me preguntaba cuanto tiempo de vida les restaría una vez los asistentes abandonásemos el magnífico auditorio en donde nos encontrábamos. Porque, ¡no nos engañemos!, toda conferencia de Ideas tiene siempre por misión el convertirse en una suerte de altavoz que propicie que lo dicho por uno y escuchado por muchos sea difundido pero también impulsado por estos y no solo por aquel, multiplicando así las posibilidades de recorrido hacia el éxito.

En este punto, debo confesar mi desconsolado pesimismo actual respecto de la continuidad de la cadena… “Idea de uno – Idea de muchos – Actuación de muchos”, que siempre se rompe por el eslabón final: la Actuación de muchos. Llevo desde el 2002 consagrado profesionalmente al Business Coaching con objeto de facilitar lo que a todos más nos cuesta y es convertir nuestros deseos en logros (nuestras Ideas en realidades) y soy consciente de la dificultad que ello comporta por la particular e irresistible indolencia que todos presentamos al compromiso que representa la actuación que nos lleve al cambio.

Es posible que algunas Ideas puedan cambiar el mundo pero… ¿cuántas más se quedarán definitivamente huérfanas de promotores verdaderamente comprometidos en su desarrollo activo al ser únicamente apadrinadas por escuchantes impermeables que solo las oirán y con mucho, luego algo contarán…?.

Saludos de Antonio J. Alonso

Antonio J. Alonso Sampedro

Business Coach

Alonso-BUSINESS COACHING

http://www.alonso-businesscoaching.es/
http://www.alonso-businesscoaching.es/blog/

Coach Profesional Senior