Dicen los “mayores” del lugar…

  • Enviado por: ASESCO

Efectivamente como dicen los “mayores” del lugar, de todo se sale, incluido de esta crisis. El otro día escuchaba una conversación casi por casualidad mientras esperaba  una persona en una cafetería.

Se trataba de dos señores mayores comentando “las cosas de la vida” y en concreto hablaban de las crisis, pero no de la actual, sino de todas  las que ya ellos pasaron a lo largo de sus longevas vidas, y la conclusión final a la que llegaban es que ésta también pasaría.

ecían, “no hay mal que cien años dure…”
A pesar de lo manido del refrán ya que todos lo hemos usado en alguna ocasión, fue oyendo a estos sabios señores cuando de pronto, casi súbitamente, llegué a tomar “consciencia” de algo que ya sabía  pero a lo que no le había prestado toda la atención que se merece. Y no, no es que me haya caído de un guindo, pero en aquel instante a raíz de aquel comentario se me encendió una luz.

Y no se trataba de una lección magistral que estuviese dando algún insigne “gurú” de esos que cobran un dineral por conferencia, se trataba de dos magníficos señores que hablaban de “las cosas de la vida” y que sin saberlo me estaban dando una lección. Como dicen por ahí, “cuando el alumno está preparado aparece el maestro”.

En este caso para mí, y en ese momento concreto ellos fueron mis maestros.

Para lo bueno y para lo malo yo he tardado 38 años en llegar a tomar “consciencia”  de que efectivamente todo pasa, y que por muy mal que se presente el panorama seguramente pasará, y dentro de unos años algunos hablarán de esta crisis actual en pasado.

Deseo que os paréis a reflexionar un instante, tomaos un “kit-kat”, y pensad en aquellas cosas tan terribles que os ocurrieron y a las  que finalmente vencisteis.

La reflexión es independiente de la edad, pues a todo el mundo le ha ocurrido algo terrible a los 18 años (le dejo la novia o el novio), a los 25 terminó la carrera y no sabía que hacer… a los 50 … como os digo, olvidaros de la edad, pues todo el mundo tiene algo que contar que fue “muy malo”, y que hoy ya desde la distancia no se ve tan malo.

¡Gracias señores!

José Miguel Gil
josemiguel@coanco.es
www.coanco.es